El Coronavirus está haciendo estragos en el planeta y en concreto en ciudades como es Valencia y Castellón por la celebración de sus fiestas patronales “las Fallas y la Magdalena “ miles de valencianos van a llorar la suspensión de estas fiestas.

Las pérdidas económicas 700 millones que va a ocasionar este virus en la Comunidad Valenciana van a ser enormes aparte del daño sentimental que ocasiona a los falleros y falleras.

El Gobierno de Pedro Sánchez y sus secuaces ha hecho un copia pega de Italia y Francia, este gobierno no toma medidas propias e inteligentes para que España sea un referente para la defensa de la población.

El gobierno Valenciano parece un florero a la sumisión del central de Madrid, sin ofrecer alternativas de cómo gestionar el problema dado su experiencia en los actos falleros sin consultar a la Junta Central Fallera.