Actualmente en España tiene unas leyes para la inmigración obsoletas y una prueba de ello son los MENAS niños menores de 18 años y sin tutelar.

Esta gente es un peligro para España y Europa son la delincuencia en su máxima expresión,  hacen y deshacen sin piedad en el entorno donde están, son utilizados por la mafias de tráfico de personas para explotarlos laboralmente y sexualmente, son utilizados por islamistas para satisfacer sus deseos sexuales, muchos de ellos que viven en España abandonan su país por ser maricones (homosexuales).

Los centros de acogida de los Menas están colapsados y en los barrios donde se ubican, sus habitantes están hartos de la delincuencia que traen.

El coste para España es muy alto para el beneficio que aportan, al contrario con sus delitos elevan el gasto de las arcas públicas.

Esperamos que tomen conciencia los políticos de esta situación aunque  por el horizonte que se ve en España con un gobierno Socialista Comunista pocas esperanzas hay. Vox es el único partido que apuesta por la devolución a sus países de origen de estos individuos.